¡Ya llegó ese mes! Ya está aquí esa prueba infernal que el mundo nos pone a los gorditos cada año. Las deliciosas tentaciones están en cada casa, cocina y patio; todas las celebraciones se centran en tragar como si no hubiera un mañana y todos te dan comida hasta para llevar.

Pero relax, tranquis, vámonos pasito a pasito pa no hacernos más bolas, en este blog encontrarás, durante todo el mes, tips para hacer más sanas y llevaderas estas fiestas. Empecemos por las posadas, que inician a mitad del mes y se extienden hasta la noche de navidad.

¿Cómo hacer tus posadas menos pesadas? Sigue estos tips y verás que puedes disfrutar sin preocupaciones.

SI TE TOCA COCINAR, BUSCA RECETAS ALTERNATIVAS Y SANAS

No siempre tendrás tanto control de la situación, pero si te toca cocinar, ya tienes cómo agarrar al toro por los cuernos. Internet y Youtube son un parote para encontrar recetas alternativas más sanas de cualquier platillo. Busca lo que quieras cocinar, añadiendo términos como “fit”, “light”, “vegan”, “sano”, «saludable» o “dietético”. Te vas a sorprender del ingenio de tantas personas que logran que un plato-bomba sea ligero, manteniendo su sabor y personalidad. No le tengas miedo, algunos ajustes aquí y allá pueden hacer toda la diferencia. Ponte el mandil y manos a la obra.

NO DEJES DE HACER OTRAS COMIDAS POR ATASCARTE

Lo ideal es que distribuyas tus alimentos en las 3 comidas diarias y 2 refrigerios. Si no lo estás haciendo, es un gran momento para empezar el hábito, y si ya lo estás haciendo, intenta no romperlo en estas fechas. Como somos unos tripones de terror, a algunos nos gusta hacernos la idea de que no será tan malo “dejar de comer un poco para atascarme en la posada”. ¿No hay mucho que darle vuelta aquí, no? La pura idea de dejar de comer ya está un poco grosera, pero aparte sacar todo de balance dándote un atascón después, ya es mancharse. La idea aquí es una muy común y que puedes llevar a tu vida diaria, siempre: checa tus porciones, checa los contenidos de los platillos. Puedes comer de todo, probar de todo, quedarte bien [email protected] y [email protected]

NO TE ATASQUES DE UN SOLO PLATILLO

Claro que todos tenemos nuestro consen de estas épocas y esperamos todo el año para comerlo. Pero así lo tuyo sean los tamales, bacalao, romeritos, los dulces, el ponche o las tostaditas con guisados, lo mejor es darle variedad al asunto. Date bien, date con gusto y date variado. Abusar de un solo platillo, sobre todo si es alto en grasas o azúcares, puede ser un factor determinante para que al final del año le tengas que hacer otro hoyo al cinturón. Puedes pensar en tu platillo favorito como ese “premio final” que te vas a dar después de comer variado, cuidando tus porciones y equilibrando contenidos. 

¡AGUAS CON DULCES, GOLOSINAS Y “POSTRES”!

Estas fechas están llenas de dulces, golosinas y pasteles de todo tipo. Es común que nos gane el antojo ante tantas tentaciones y en vez de echarnos un postrecito al final de la comida, hagamos toda una comida con puro “postre”. Aguanta, recuerda que no es carrera para ver quién come más postres, pero tampoco se trata de no comerlos. Como es costumbre, aquí la cosa se trata de pensar un poco, antes de que nos ganen los impulsos y te avientes como en tobogán. ¿Quieres darte una buena variedad de postres y dulces? Va, solo bájale a otros alimentos y mídete con las porciones de cada postre. 

MÍDETE CON LOS CHUPES

¡Llegaron las épocas navideñas con todas sus tentaciones! Pero no temas, tenemos varios tips para que disfrutes las posadas sin culpa y sin kilos de más.

Este es buen consejo siempre y por donde lo veas. Pero en estas épocas y con tanta vacación, se nos hace fácil ponernos a pistear como adolescente con el corazón roto. Ya conoces los contras del chupirul, así que no te vamos a sermonear. Solo te recordamos que algunos drinks y sus mezcladores son una fuente garantizada de gordura, así que puedes buscar opciones tanto de alcoholes como de mezcladores. Si vas a ponerte una buena borrachera, por lo menos que sea lo menos engordante posible.

La cosa no es tan complicada entonces, solo debes tener en cuenta estos tips constantemente y aplicarlos en la ocasión que sea necesario. Tal vez no vas a bajar de peso en estas épocas, pero toma en cuenta que no subir ¡ya es ganancia!

¡Felices y sanas posadas!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *